All posts by paredesu

yuyo-colorado-aapresid_1550504821

Los cuatro pasos para ganarle la batalla al yuyo colorado

El ingeniero agrónomo del Inta Río Primero, Luis Lanfranconi, es uno de los mayores expertos en malezas de Córdoba y del país. Por eso, la regional Rosario de la Asociación Argentina de Productores en Siembra Directa (Aapresid) lo convocó para disertar sobre una de las principales amenazas para la producción agrícola: el yuyo colorado.

El combate a las malezas ya se hace cuerpo a cuerpo

Para Lanfranconi, “no se puede llegar a cosecha con presencia de amaranthus en el lote”. Por eso, señaló cuatro pasos que deben seguirse para lograr el máximo control posible.

Paso 1: limpieza

Es fundamental que el lote esté limpio al momento de la siembra y siga limpio en el resto de la campaña.

Las herramientas a considerar para alcanzar este objetivo son:

Flujos de emergencia. Evaluar cuáles son las especies con mayor presencia en el lote y luego determinar los patrones de emergencia de cada una de ellas.

  • Clave para el control: cuándo germinan las malezas en el centro-norte de Córdoba

Barbecho primaveral.  Realizar un buen control en ese momento, para luego no correr riesgo de fitotoxicidad en los cultivos con controles posteriores.

Quemado o burn down. Es esencial lograr una buena cobertura de gotas para eficientizar el control.

Cultivos de Servicios. Son muy importantes en el control de malezas, pero debe saberse que hay muchos aspectos del manejo que aún son necesarios mejorar.

  • Los suelos se cubren con nuevas armas contra las malezas

“En todos los casos es primordial hacer un diagnóstico del lote y determinar, en escala de cero a cinco: nivel de abundancia de malezas y dificultad de control. Esto nos permite realizar una planificación y así ajustar el trabajo de barbecho y hacer una hoja de ruta de rotación de principios activos y cultivos”, resumió Lanfranconi.

Paso 2: cultivo y fecha de siembra

Una vez diagnosticado el problema de maleza en los lotes, hay que seleccionar bien qué cultivo se va a implantar y en qué fecha.

“Si hay yuyo colorado, debemos atrasar la siembra para hacer un mejor control previo al cultivo, ya que con el cultivo implantado se presentan dificultades del control, ya que disminuyen los principios activos disponibles para usar”, agregó Lanfranconi.

Paso 3: cierre del surco

Según Lanfranconi, es esencial acelerar el cierre del surco. Recordó que esta práctica tiene como objetivo disminuir la cantidad de luz que llega al suelo, lo que impacta directamente en la germinación de las semillas.

  • En Impira, los Lubatti achican las hileras para dejar sin aire a las malezas

Para lograrlo, las recomendaciones son: usar híbridos o variedades con una alta tasa de crecimiento inicial, acercar las hileras, aumentar la densidad de siembra y fertilizar el cultivo el arranque.

Paso 4: residuales

El “golpe” final para ganarle al yuyo colorado es lo que se conoce como “overlapping”: superponer herbicidas residuales.

Concretamente, intentar mantener siempre residuos de herbicidas en el suelo para frenar las germinaciones escalonadas de malezas, especialmente las que ocurren desde fines de octubre a fines de febrero.

Sobre este punto, el especialista enfatizó dos reglas de oro que previenen las resistencias:

1) Mezclar dos mecanismos de acción para la misma maleza que tenga posibilidad de resistencia.

2) Mezclar 2 mecanismos de acción que sean efectivos sobre la misma maleza, superpuestos en el tiempo (el overlapping).

De todos modos, para Lanfranconi la herramienta química por sí sola se queda corta, no puede ser nunca la única estrategia de control. “Cuando incorporamos otras herramientas al sistemas, los herbicidas pasan a ser de importancia secundaria”, concluyó.

 

FUENTE: AGROVOZ

semilla-soja-agroindustria_1549542933

Hay tiempo hasta el 28 de febrero para informar stocks y siembra en el Sisa

a Administración Federal de Ingresos Públicos (Afip) informó que “los productores de granos y semillas en proceso de certificación deben informar en el Sistema de Información Simplificado Agrícola (Sisa) una serie de datos antes de fin de este mes para poder comercializar sus productos sin inconvenientes durante la cosecha gruesa”.

Concretamente, la información que deben cargar los productores, correspondiente a la actual campaña 2018/19, es la siguiente: stock de granos al 31/08/18, superficie de granos destinados a la cosecha fina y superficie de granos destinados a la cosecha gruesa.

“El plazo de carga de información vence el 28 de febrero de 2019 y se realiza 100 por ciento online”, indicó la Afip.

Y recordó que los interesados pueden consultar su estado en el Sisa ingresando a https://servicioscf.afip.gob.ar/Registros/sisa/sisa.aspx.

Los datos, en tanto, deben ser cargados a través del siguiente enlace, que conduce a una guía Paso a Paso: https://serviciosweb.afip.gob.ar/genericos/guiasPasoPaso/VerGuia.aspx?id=298.

“Se aclara que los controles sistémicos del Sisa, para un operador o productor, no impiden al productor que tiene deudas con la Afip poder acceder a un Estado 2”, añadió el organismo recaudatorio.

 

FUENTE: AGROVOZ

DATA_ART_2986384

Trigo: ¿qué pasará con la demanda en poscosecha?

Terminó la cosecha de trigo y el mercado mantiene su tendencia firme; inusual que esto suceda, pues en las últimas tres cosechas el mercado acusó fuertes bajas en los momentos previos y la suba se produjo desde marzo en adelante.

La exportación tiene compras declaradas por un acumulado de 8,4 millones de toneladas mientras que los molinos declararon un millón de toneladas. En el análisis global, los productores ya llevan vendidas 9,4 millones de toneladas, más del 50 por ciento de la producción total, estimada en 20 millones de toneladas.

Mientras tanto, el precio del trigo disponible continua con tendencia muy firme: consolidó esta semana un piso de 214 dólares en Buenos Aires y 208 dólares en Rosario.

La ecuación de muy buenos rindes y precios en suba provocaron una menor venta relativa con respecto al volumen final de producción y, en cierta forma, no lograron generar una mayor oferta por sobre la demanda.

Es en estos momentos cuando hay que reflexionar y estudiar muy bien qué decisión tomar. Si llegamos al final de la cosecha con más del 50 por ciento de trigo sin vender, y esto es lo que va a suceder, significa que el productor es alcista.

Es muy posible que 99 por ciento de los productores que retienen el trigo y no lo venden están a la espera que el mercado suba; de otra forma, por qué no lo venderían. Y aquí entramos en un tema en principio cultural y sociológico: no siempre que el productor retiene y no vende implica que el mercado va a subir.

Como ejemplo, veamos lo que sucedió con la soja: productores que retuvieron pensando que el precio iba a subir, sentados arriba de más de 15 millones de toneladas, se encontraron con un mercado que perdió 42 dólares desde principios de agosto. Los productores venían de punto y de pronto saltó la banca que dejó arriba de la mesa 630 millones de dólares. ¿Alguien puede tomar conciencia de semejante volumen de dinero perdido, en un momento en el que Argentina atraviesa una de las peores crisis económicas y financieras de toda su historia contemporánea? Bien, creo que se va entendiendo el mensaje, pero para aquellos que no lo han entendido, voy a tratar de graficarlo con un nuevo ejemplo concreto y testigo, como es el caso del mercado de trigo.

Los productores tienen más de 10 millones de toneladas sin vender (y no lo harán) porque piensan que el mercado va a subir. Ahora bien, qué sucede si la principal demanda, léase los exportadores, no justifican “sobre pagar” el trigo disponible porque no hay oferta suficiente para armar una posición determinada.

Pues se corre el riesgo de que el mercado entre en caída y no por un problema de mayor oferta, sino por el contrario, una retracción de la demanda. Con el trigo puede suceder lo mismo que con la soja: el precio se puede caer, no por una sobreoferta, sino por falta de demanda, ante una oferta que se resiste a vender y una demanda que no quiere comprar lo que está en los silos, pero en la realidad actúa como que no existiera. Será que el precio del trigo este año, en poscosecha comenzará a bajar, en lugar de subir.

 

FUENTE: Pablo Andreani / AGROVOZ

maiz-lote-300x209

Córdoba la principal productora de maíz de Argentina

La provincia de Córdoba es la primera productora de maíz a nivel nacional, seguida por Buenos Aires en el segundo lugar. Al interior provincial, el departamento de Río Cuarto se convirtió desde hace ya cuatro campañas, en el primer productor provincial y nacional de maíz.

En ese territorio se generaron casi 1500 puestos de trabajo directos e indirectos por el impacto de la producción de maíz y su agregado de valor: industrias de alimentos balanceados, harina de maíz, energía con biomasa agropecuaria y etanol, así se consignó en un informe de la Fundación FADA que se conoció días atrás.

Según el informe que elaboró la Fundación FADA, en Río Cuarto se le agregó valor a más de 568.000 toneladas de maíz. Eso significa que casi el 20% de la producción total del departamento tuvo agregado de valor dentro del mismo.

A nivel nacional, durante los últimos 10 años, la provincia de Córdoba produce el 33% del maíz del país y se consolidó como una de las más importantes en la producción de maíz. Córdoba es, desde la campaña 2013/2014 hasta la actualidad, la que ocupa el primer lugar como productora de maíz, seguido por la provincia de Buenos Aires en segundo lugar con el 26% y Santa Fe en tercer lugar con el 12%. En cuarto lugar, Santiago del Estero con el 9%.

Si se miden las hectáreas destinadas al cultivo de maíz en la última campaña, el departamento Río Cuarto destinó 1,6 veces más hectáreas que su segundo, General Roca, con un total de más de 534 mil hectáreas sembradas con maíz, la mayor cantidad a nivel país, en maíz.

Se estima que las empresas de alimento balanceado, harina de maíz, etanol y energía con biomasa instaladas en el departamento Río Cuarto, le agregaron valor a más de 324 mil toneladas de maíz, según afirma Natalia Ariño, economista e investigadora de FADA.

Si se trata de la transformación en proteína animal, el Departamento Río Cuarto produjo 107.593 toneladas de carne entre aviar, vacuna y porcina. Para el caso de la leche, alcanzó una producción estimada de 192 millones de litros. Así, la absorción de maíz total fue de 243.660 toneladas, lo que sumado a la absorción realizada a nivel industrial, totaliza 568.077 toneladas de maíz, es decir el 19,53% de la producción.

La industria del maíz generó 780 puestos de trabajo directos y 701 indirectos. En total se generaron, 1.481 puestos de trabajo: 46% de la industria molinera, 33% en industria del alimento balanceado y 21% por las bioenergías. Por su lado, las cadenas cárnicas y láctea generaron en el Departamento 16.591 puestos de trabajo directos e indirectos.

Con el objetivo de potenciar las cadenas maiceras, en el documento “Maíz 360°, análisis de Argentina al mundo”, FADA propone una serie de políticas nacionales, provinciales y municipales que permitan impulsar el agregado de valor, las inversiones y la generación de empleo en el interior productivo del país.

En términos provinciales, advierten la necesidad de implementar programas de buenas prácticas como el de la Provincia de Córdoba, aplicar políticas provinciales de biocombustibles y crear mesas regionales de integración de la comunidad agroalimentaria para generar sinergias entre los diversos actores privados, institucionales y gubernamentales. Además, recomiendan un trabajo conjunto entre las instituciones y los gobiernos provinciales para realizar y difundir análisis sectoriales.

FUENTE: Noticias AgroPecuarias

 

trigo-calidad-300x180

Argentina exportó casi 6 millones de toneladas de trigo pan a Brasil en 2018

BUENOS AIRES (NAP) Un volumen cercanos a los 6 millones de toneladas de trigo fueron exportadas a Brasil a lo largo d 2018, el tonelaje más importante de los últimos 12 años, por un monto que superó los U$S 1.300 millones de dólares, dijo este martes la secretaría de Agroindustria de Argentinas

Según datos del INDEC, esta cifra récord, sólo fue superada por las 6.107.758 toneladas correspondientes al año 2006. Durante el período 2016-2018, la comercialización de trigo argentino a este destino totalizó 15.314.845 toneladas, lo que más que duplica el total exportado a ese destino durante 2013-2015, con 7.526.903 toneladas. Es decir, significa un aumento del 103,47%.

La Secretaría de Agroindustria, a través de la Subsecretaría de Mercados Agropecuarios, informó que las exportaciones de trigo pan a Brasil de 2018 alcanzaron las 5.910.234 toneladas, el volumen más alto de los últimos 12 años. Medidas en valor, significó un ingreso de 1.306 millones de dólares.

El secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, señaló que “la Argentina recupero el protagonismo en el mercado internacional. Esto es producto de la consolidación de nuestra política comercial, eliminando trabas y fortaleciendo relaciones con los países que se traducen en más y mejor trabajo para nuestra nación”.

En esta línea, en los últimos años se abrieron nuevos mercados, principalmente en el sudeste asiático. Por otro lado, Brasil volvió a consolidarse como el principal mercado para este producto. En 2018, el trigo argentino alcanzó una participación del 87% sobre las importaciones totales de trigo por parte del vecino país.

En términos de exportaciones totales de trigo pan, Argentina colocó en el mercado internacional 35.250.328 toneladas entre los años 2016-2018, mientras que durante el trienio precedente las ventas habían totalizado 15.775.211 toneladas.

 

FUENTE: Noticias AgroPecuarias

descarga (2)

Los cultivos de verano entran bien encaminados a su período crítico

La expectativa de una cosecha gruesa que sea récord o al menos orille sus máximos históricos tiene con qué sostenerse: la Bolsa de Cereales de Córdoba difundió un nuevo informe de estado de cultivos que afirma que alrededor del 90 por ciento de los lotes con siembras de verano están de buenos a excelentes.

soja-estado-bccba-18-19(1)g1Soja
La siembra está prácticamente finalizada en la provincia: el avance es del 96 por ciento sobre las 4.031.600 millones de hectáreas que se implantarían en total.
“El estado general es en el 90 por ciento de los lotes es de bueno a excelentes. El 10 por ciento restante se concentra en estado regular y malo, en los departamentos Río Cuarto, Juárez Celman y Presidente Roque Sáenz Peña, principalmente debido a una falta de agua leve, combinada con elevadas temperaturas”, indicó la entidad bursátil.
A su vez, se reportaron daños por fitotoxicidad debido a aplicación de herbicidas pre-emergentes, principalmente en Río Primero, Unión y San Justo. Y fue necesario hacer resiembras en lotes perdidos por granizo en Totoral, Río Primero, Unión y San Justo; y por anegamiento en Colón y Río Seco.
Sanitariamente, se reporta presencia en casi todos los departamentos de oruga bolillera y oruga medidora, en baja a media incidencia. También daños por la Vaquita desfoliadora. En cuanto a enfermedades se informaron detecciones de Mancha ojo de rana, en baja incidencia, en General Roca y Río Cuarto.

Maíz
La simaiz-estado-bccba-18-19- grafico_1embra está también súper avanzada: se implantaron ya el 83 por ciento de las 2.317.400 hectáreas estimadas, lo que significa un progreso 20 por ciento superior al promedio 2014-2018.
El 92 por ciento de la superficie está de buena a excelente, presentándose estados regulares en los departamentos Tercero arriba, Río Cuarto, Juárez Celman y General Roca por falta de precipitaciones y temperaturas elevadas. La Bolsa aclaró, de todos modos, que la información fue relevada previa a las precipitaciones del 29 de diciembre y 6 de enero.

En lo que respecta a plagas, se registró la presencia de gusano Cogollero y Chinche de los Cuernos en baja a media incidencia en toda la provincia. Entre las enfermedades, apareció la roya en baja a media incidencia en Marcos Juárez, Río Cuarto, Río Segundo, San Justo y Unión. A su vez, la Bolsa confirmó que en el departamento de Río Cuarto se han observado chicharritas  pero sin evidenciarse síntomas del Mal de Río Cuarto en el cultivo.
Al igual que en soja, se observaron lotes de maíz con síntomas de fitotoxicidad por herbicidas en Juárez Celman, General Roca y Roque Sáenz Peña, principalmente debido a que las lluvias se retrasaron, provocando una menor descomposición de los principios activos en el suelo.

El aspecto sanitario hasta el momento “es muy bueno”, agregó la Bolsa. Se observaron ataques leves y puntuales de lepidópteros en Río Segundo, Tercero Arriba y Río Cuarto.
De todos modos, la entidad recordó que “debido a las condiciones climáticas predominantes de alta humedad, se podrá manifestar la ocurrencia de enfermedades de tipo fúngicas por lo que será inevitable incrementar los monitoreos”.

 

FUENTE: Redacción Agrovoz

moliendatrigo

Los controladores electrónicos ya están funcionando en el 93% de los molinos de trigo.

El 93% de total de los molinos que operan actualmente en el mercado han adquirido los controladores electrónicos, lo que representa unas 158 plantas, informaron desde la Secretaría de Agroindustria.

De esta manera se consolida una nueva etapa de la industria molinera argentina, con reducción de la marginalidad y de las prácticas desleales de comercialización, destacaron.

Durante el año pasado, la Secretaría de Gobierno de Agroindustria, a través de la Dirección Nacional de Control Comercial, dispuso la implementación de los Controladores Electrónicos de Molienda de Trigo (CEMT) de acuerdo a lo establecido en el art. 12 de la Ley 25.345, en reemplazo de los caudalímetros, dejando atrás un ciclo que duró más de 30 años.

En este sentido, Luis Etchevehere señaló que “es una iniciativa fundamental para poder medir la capacidad real de molienda del cereal y es un claro ejemplo de interacción público privada“.

Cómo funciona
Mediante la Resolución de Agroindustria N° 84/2018, se establecieron primariamente las características técnicas de los equipos que posibilitan la transmisión on-line de la molienda, más el agregado de cámaras de seguridad, y medidores del consumo eléctrico.

Estas medidas permitirán que toda la información sea recibida en un Centro de Monitoreo para su análisis, señalaron.

Por otro lado, se fijaron los plazos de adquisición y puesta en marcha de los equipos para el próximo mes de marzo.

Y desde el pasado 14 de enero de este año, se fijó como fecha para que los operadores comuniquen la adquisición de los equipos.

“La medida es un claro ejemplo de interacción público privada que tiene el objetivo de transparentar la cadena y su operatoria. El sector privado brindó su colaboración a la iniciativa, debido al creciente perjuicio que conllevaba la creciente marginalidad”, señalaron desde la cartera agropecuaria.

Desde Agroindustria también destacaron que este proceso posibilitó la depuración y sinceramiento del Padrón que lleva el Registro Único de la Cadena Agroalimentaria (RUCA).

El mismo registró un total de 182 plantas de molienda, 16 fueron cerradas por no registrar movimientos durante más de seis meses consecutivos y 8 plantas quedaron sin matrícula habilitante al no adquirir Controladores Electrónicos de Molienda de Trigo.

La norma no contempla eximiciones ni excepciones, por lo que todo aquel que quiera desarrollar la actividad, debe someterse a este control comercial y fiscal, para asegurar una mayor transparencia”, subrayaron.

 

FUENTE: Agroverdad

descarga (1)

El Inta alertó por la alta propagación de la isoca bolillera en soja

La isoca bolillera se posiciona como una de las plagas con más protagonismo durante el verano en el sudeste cordobés.

“Si bien hasta la semana pasada la intensidad de los ataques era baja, hoy estamos encontrando hasta tres isocas bolilleras por metro cuadrado en numerosos lotes en el sudeste cordobés”, informó el jefe de la agencia de extensión rural de Corral de Bustos, del Inta Córdoba, Juan Pablo Ioele, a Clarín.com.

“Su incidencia viene creciendo día a día”, reconoció el hombre del Inta, para quien resulta “vital” hacer saber las características de la plaga y su dinámica en el cultivo.

En este sentido, explicó que “los perjuicios que causa al cultivo varían de acuerdo a cada etapa del mismo y al ambiente, ya que plantas con estrés hídrico sufren mucho más severamente que plantas bien hidratadas”.

De acuerdo con Ioele, “si en la zona donde se implantará soja existen muy difundidas las siembras de legumbres de invierno, las probabilidades de encontrarnos con la plaga son mayores ya que estos funcionan como hospedantes alternativos y estacionales durante el invierno”.

Asimismo, detalló que “los daños de altas poblaciones son más importantes en grupos de madurez cortos que en ciclos largos dependiendo de las condiciones ambientales posteriores, principalmente cuando el ataque se da en estadíos vegetativos como se están dando actualmente”.

Se trata de una plaga que, en las primeras etapas del cultivo se alimenta casi exclusivamente de brotes. Así, rompe la dominancia y las plantas responden con la emisión de brotes laterales que, ya no tienen la productividad del principal. Además, si la planta se recupera y esas ramas se cargan, pueden caer y cortarse por el peso al ser la inserción más débil.

En relación a las pérdidas ocasionadas por las plagas en campañas anteriores, Ioele recordó que “ya hubo momentos en los que las mermas alcanzaron los 900 kilos, sólo por la afección causada por este lepidóptero en la etapa vegetativa inicial”. Por este motivo, subrayó que “en esta etapa se pueden tolerar menos individuos por superficie”.

De acuerdo con la visión del especialista de Córdoba, en un escenario de cultivo estresado, desde V2 a V5-6 de grupos de madurez III y IV, no se debería encontrar más de dos larvas por metro cuadrado.

“Ahora, si estamos transitando etapas vegetativas avanzadas y hasta R3, la tolerancia del cultivo es mayor debido a que hay más brotes de distinto tipo, foliares y florales, acompañado de la posibilidad de compensación por parte de la planta, situación que reduce las secuelas del daño”, matizó Ioele.

En estas instancias, el especialista habilitó la posibilidad de tolerar hasta cinco y seis orugas por metro cuadrado antes de decidir un tratamiento, aun si se está alimentando la plaga de pequeñas vainas recién formadas (R3), ya que la misma soja descarta las que no puede fijar y las que primero elimina son las dañadas.

“Para cuando transitemos entre R4 y principios de R6, la situación respecto del cuidado del control vuelve a modificarse, ya que en ésta etapa se ocupan de comer granos, realizando orificios en las vainas para alcanzarlos”, explicó. En este período, se pueden utilizar umbrales de tratamiento similares a los de la etapa vegetativa.

Fuente: Noticias AgroPecuarias

arr

Lo mejor y lo peor de 2018 en materia legislativa

Al final del año es oportuno realizar un repaso de la legislación vinculada al sector que se sancionó, como así también mencionar las leyes y regulaciones que quedaron en el camino.

– Ley de Semillas: no logró sancionarse este año, quedando pendiente para el próximo período legislativo. Algunos analistas podrán considerar positivos la instalación de la problemática en el Congreso y el trabajo en el proyecto de ley. Sin embargo, desde mi punto de vista se analizó el tema priorizando cuestiones económicas, productivas, políticas, sectoriales, que hicieron perder el foco de la verdadera cuestión que es si nuestro país reconoce y protege la propiedad intelectual de las variedades vegetales o no lo hace, lo cual es esencialmente un tema de carácter jurídico.

Si bien las leyes regulan las actividades humanas, y se deben considerar todos los aspectos de su aplicación; en este caso se advierte la ausencia en el debate de las cuestiones jurídicas con la importancia y complejidad del tema, que involucra además legislación internacional que no puede desconocerse. La oportunidad de sancionar una ley que respete los principios jurídicos de nuestra legislación y sea acorde al marco regulatorio internacional no debería desaprovecharse.

Ministerio de Agroindustria: se redujo su rango a Secretaría, junto con otros Ministerios en el marco del achicamiento del Gabinete. Si bien la cuestión radica en el presupuesto asignado al área y en cómo se utilizan esos recursos públicos, no deja de ser llamativo que el sector con mayor carga tributaria, y al que el Estado recurre en primer término para recaudar con nuevos impuestos, sea el que no tiene un Ministerio que dé cuenta de su importancia.

Derechos de exportación: se restauraron para productos que se habían eliminado en diciembre de 2015, lo cual más allá de la interpretación económica según el criterio con que se analice, representa sin dudas un ejemplo de inseguridad jurídica para el sector, ante el cambio de las reglas de juego una vez más. Sería conveniente revisar la medida respecto de algunos productos cuya producción resultó más afectada.

Al mismo tiempo, merecen destacarse como medidas positivas:

– Proceso de desburocratización: la reducción de trámites ante organismos públicos que incluyó el SISA –Sistema de Información Simplificado Agrícola- de reciente aplicación. A pesar de las dificultades de implementación propias de todo cambio, la simplificación de trámites es bienvenida en el sector.

– Regulación de temas ambientales: se avanzó en cuestiones como buenas prácticas con el trabajo conjunto de cuatro Ministerios, la reglamentación de la Ley de Envases de fitosanitarios.

– Integración Matba – Rofex: se estima que la fusión para operar como un mercado único integrado aumentará los volúmenes de negociación y la sinergia entre los sectores financiero y agropecuario.

– Reunión del G20: El resultado de la convención fue altamente positivo para el comercio agroindustrial, ya que colocó a Argentina en la mirada del mundo y dio lugar a acuerdos bilaterales como la reapertura del mercado de Estados Unidos para carnes argentinas (cuota de 20.000 tn anuales con arancel cero). El avance en las negociaciones con otros países como China, India, entre otros, generarán acuerdos que le permita a nuestro país diversificar la oferta de productos exportables.

En el marco nacional, es altamente positivo el grado de interacción y el trabajo conjunto de los sectores público y privado. Quedan pendientes en la agenda legislativa y presupuestaria: la reducción de la presión tributaria y el mejoramiento de la infraestructura (caminos rurales, rutas, autopistas, red ferroviaria para el transporte de mercaderías, puertos).

Más allá de las cuestiones macroeconómicas, consensos políticos, extremos climáticos, el campo es un gigante que no se detendrá, es el motor que impulsa la inversión, el empleo y el crecimiento del país. Es un avance que los gobernantes y la sociedad lo reconozcan, ahora resta acompañar la producción y el desarrollo trabajando en la sanción de la legislación adecuada.

 

FUENTE: Clarin Rural – EUGENIA L. BUSTAMANTE

 

campos_11

Finalizó el revalúo fiscal: las tierras tienen nuevo valor en Córdoba

La Dirección General de Catastro del Ministerio de Finanzas publicó en el Boletín Oficial la Resolución Interna N° 3.590 “aprobar los valores determinados en el proceso de revalúo urbano y rural de la provincia de Córdoba”.

Se trata de “984 planos de valores unitarios básicos de la tierra libre de mejoras (111 cartas rurales y 873 cartas urbanas) que, firmados digitalmente, se almacenan en el Sistema de Información Territorial de la Provincia (Artículo 9 de la Ley 10.454)”, señaló Catastro.

Estos nuevos valores unitarios básicos se pueden consultar en http://mapascordoba.cba.gov.ar/. “Para los valores unitarios básicos de la tierra libre de mejoras, se tomará el 70 por ciento de los valores aprobados en el Artículo 1 de la presente Resolución, los que tendrán vigencia a partir del 1° de enero de 2019”, agregó Catastro.

Pautas
En los considerandos de la resolución, la dependencia oficial destaca que este proceso se realizó en el marco del “Consenso Fiscal” suscripto por el Gobierno nacional y las Provincias el año pasado, con el fin de que las valuaciones fiscales de los inmuebles tiendan a reflejar la realidad del mercado inmobiliario y la dinámica territorial.

Según Catastro, “entre setiembre de 2017 y octubre de 2018, se obtuvieron más de 13 mil muestras de valores de mercado correspondientes a inmuebles baldíos, edificados (sobre los que se practicó deducción de mejoras) y rurales”, y que se relevaron valores de oferta y ventas de inmuebles edificados y baldíos de diversas fuentes.

“Siguiendo criterios utilizados por los organismos competentes, los valores de oferta fueron reducidos a un probable valor de venta”, dijo Catastro. En el caso de inmuebles rurales, se consideró un margen de negociación que se fijó en 10 por ciento para los agrícolas y en 30 por ciento para los de tipo ganadero.
En tanto, las variables estadísticamente más significativas que se consideraron en los modelos para la determinación del valor unitario de la tierra rural fueron:

1. Cobertura de cultivos anuales de secano e irrigados;
2. Deficiencia de humedad de suelo;
3. Capacidad de uso e índice de productividad a partir de las cartas de suelo de INTA;
4. Composición química del suelo (materia orgánica, pH, nitrógeno y fósforo) elaborados a partir de datos de organismos públicos provinciales y nacionales;
5. Datos climáticos (lluvias y temperaturas, series históricas);
6. Datos topográficos (pendientes y altura sobre el nivel del mar);
7. Infraestructura y asentamientos humanos (distancia a red vial, localidades, centros de acopio, cobertura de energía eléctrica);
8. Datos de pertenencia o entorno (áreas naturales, áreas de protección ambiental, estructura parcelaria de la zona, entre otras);
9. Zonas de anegadas con alta recurrencia (a partir de series históricas).

 

Fuente: AGROVOZ